Asma y alcohol

P. Ribó González, R. Muñoz-Cano, E. Arismendi Núñez, M. Labella Álvarez, F. de la Roca Pinzón, R. Casas Saucedo, A. Valero Santiago, C. Picado Vallés

Resumen


Diversos estímulos físicos y químicos, como puede ser el consumo de  bebidas alcohólicas, son capaces de inducir síntomas nasales
y bronquiales similares a los ocasionados por los alérgenos. Históricamente se ha señalado a los sulfitos presentes en las bebidas alcohólicas como los responsables potenciales del desarrollo de los síntomas en la vía respiratoria superior e inferior en pacientes con un diagnóstico previo de rinitis o asma bronquial. Sin embargo, los pocos estudios al respecto parecen demostrar que los sulfitos están involucrados tan sólo en un reducido número de casos. Finalmente, cabe destacar el hecho de que los pacientes con una enfermedad respiratoria exacerbada por ácido acetilsalicílico (EREA) u otros antiinflamatorios no esteroideos son los que sufren con mayor frecuencia y gravedad exacerbaciones tras la exposición a bebidas alcohólicas, en comparación con los pacientes que toleran los antiinflamatorios.


Palabras clave


Alcohol, asma, rinitis, sulfitos, enfermedad respiratoria exacerbada por antiinflamatorios (EREA)

Texto completo:

Sin título PDF




© 2019 Ediciones Mayo S.A. Todos los derechos reservados - ISSN 2014-380X
Comité editorial - Contactar - Patrocinio - Política de privacidad / Condiciones de uso - Política de cookies
La información contenida en esta web está dirigida a profesionales sanitarios y podría contener datos sobre productos o información que no es accesible o válida en su país. Le hacemos saber que no nos hacemos responsables si usted accede a información que en su país de origen puede que no cumpla con algún requerimiento legal, o no estar regulada, registrada o autorizado su uso.